Noticias Rastro

Un estruendoso y frenético show dió la banda Exodus en el teatro Caupolicán

El concierto empezó con el grupo nacional Cabrio que salió a escena con la música del film Hellraiser, ante un escaso público. El vocalista Andrés Marchant entró saludando y el show comenzó con un buen sonido que se mantuvo sin variaciones durante todo el set list, que incluyó el tema «Prayer» de la ex banda de Marchant: Necrosis. La presentación alcanzó la media hora con un thrash metal de buena factura.

El evento continuó con Slavery, con un sonido de guitarras y batería potente que en momentos tapaba las cuerdas ya que la caja estaban muy fuerte. A pesar de la falencia, la presentación prosiguió de gran manera ya que de a poco hubo mejoras en el audio. Cabe destacar el desempeño del guitarrista Paolo Maugard quien con sus coros entusiasmaba y agradecía al público por la recepción. El cuarteto hizo una gran performance de un thrash con tintes de death metal muy bien ejecutado.

Con más de 30 años de carrera, Criminal inició su presentación con una ovación. El sonido estaba mejor ecualizado y compacto ya que las cuerdas y la voz Antón Reisenegger estaban muy definidas. Los temas destacados fueron «Self Destruction» e «Hijos de la Miseria» los que tocaron muy bien con un gran mosh ya que el teatro estaba casi lleno en la cancha. Durante el show, en que tocaron sus mejores canciones, el grupo demostró su gran calidad que los mantiene en forma en un excelente nivel y en donde el respetable cabeceó e hizo mosh en casi todos los temas. La presentación terminó con «New Disorder», fue una gran actuación que duró casi una hora.

El show de los norteamericans Exodus comenzó con el tema «We Will Rock You» de Queen cómo fondo. Entraron a escena ovacionados con la voz inconfundible de Steve “Zetro” Souza interpretaron «The Beating Will Continue» con un tremendo estruendo y el mosh desenfrenado en la cancha, con los solos de guitarra de Gary Holt al máximo volumen. Continuaron con «A Lesson in Violence» y «Blood in Blood Out» y la intensidad no paraba ante un poderoso sonido que se hacía sentir en el teatro.

Souza saludó a la audiencia pidiendo que se cuidaran por el mosh generalizado en la cancha y presentó «And Then There Were None» que fue coreado por todos.

Siguieron con «Body Harvest» con unos riff de guitarra literalmente ensordecedores y que la saturación se intensificaba con la aguda voz de Souza y los solos de los guitarristas Lee Altus y Holt.

«The Years of Death And Dying» fue la siguiente canción que comenzó con el estruendo de las cuerdas de Holt que a más de algún espectador lo dejó con un silbido en el oído.

Souza no paraba de agradecer al público y presentó «Deathamphetamine» y el frenesí fue total ante la rapidez del tema, el mosh era casi pleno ante la aplastante ejecución en la batería de Tom Hunting. Lo mismo ocurrió con la siguiente canción: «Blacklist», que generó un verdadero torbellino de sonido y euforia. Prosiguieron con el clásico tema «Piranha» donde el desenfreno de público fue total.

Continuaron con «Prescribing Horror» ya con el respetable más calmado, siguieron con «Bonded By Blood» con toda la potencia sonora del quinteto y los solos de Holt de magnífica ejecución. Con el mismo poder prosiguieron con «The Toxic Waltz» (que empezó con la introducción de «Raining Blood» de Slayer) con Holt dando la partida a la intensa canción. El show siguió con una apabullante versión de «Strike of The Beast’ con el que terminaron la primera parte de la presentación y en donde un niño subió al escenario y Souza dijo «este es futuro del heavy metal».

El encore lo comenzaron con «Metal Command» y lo terminaron con el potente y veloz «War Is My Shepherd» ante un público, que a pesar de la intensidad de la performance, nunca se dió un descanso. Con el tema de fondo «We Are Chapions» de Queen, los músicos se despidieron en una gran ovación.

Exodus mostró lo mejor de discografía en un espectáculo de una gran potencia y de buena ejecución. A pesar que hubo puntos de saturación en el sonido, fue uno de los conciertos de thrash metal que sin duda quedará dentro de los mejores que se han hecho en Chile en los últimos años.

GONZALO MORALES NARANJO

The post Un estruendoso y frenético show dió la banda Exodus en el teatro Caupolicán first appeared on AdPrensa – agenda de prensa.


Esta nota fue publicada originalmente en AdPrensa
Otras Noticias