PRETENDÍA ENTREGAR CARTA AL SUMO PONTIFICE RELATANDO Y PIDIENDOLE SU INTERVENCIÓN EN EL PROCESO EN SU CONTRA POR EL CASO LUCHSINGER – MACKAY.

La machi Francisca Linconao -imputada por el crimen del matrimonio Luchsinger-Mackay- quiso reunirse y conversar y entregarle una carta al Papa Francisco, en medio de la visita que éste realizó a Temuco. Si bien la machi estaba invitada a la eucaristía en la base aérea de Maquehue, no tuvo acceso directo a él, por lo que no pudo entregarle la misiva al Sumo Pontífice.

En el documenta, Linconao relata que “desde el 2013 el Estado chileno ha tratado de vincularme a un terrible hecho: la muerte de dos personas en un incendio, ante lo cual he sostenido siempre mi inocencia, pues en mi rol de machi respeto profundamente la vida”. Además de narrar que fue absuelta en el primer juicio del caso y luego fue anulada esa sentencia, por lo que el proceso se deberá repartir, Linconao agrega que “actualmente me encuentro con una medida cautelar de arraigo nacional y arresto domiciliario nocturno”. “A usted, como máxima autoridad de la Iglesia Católica, y como reconocido líder internacional de la paz, le pido que invite al Estado de Chile a revisar mi situación e intervenga en este nuevo juicio, en el cual los fiscales de este país intentan condenarme a 40 años de cárcel”, añade la misiva. “Si usted averigua un poco, se dará cuenta en Chile sólo a los Mapuche se nos aplica la Ley Antiterrorista, no se respeta la presunción de inocencia, la presión preventiva es extremadamente larga sin justifican. Sólo a los mapuche se nos somete una y otra vez a juicios”, finaliza la misiva.

Comentarios en Facebook
Comentarios cerrados

Mira además

TRIBUNAL DE RANCAGUA DECLARÓ CULPABLE A NATALIA COMPAGNON EN CASO CAVAL

LA NUERA DE LA EXPRESIDENTA MICHELLE BACHELET  SEÑALÓ: “SIEMPRE HE DICHO QUE SOY INO…